Permetrina e ivermectina | 29 NOV 10

Tratamiento de la sarna

Se analizan el problema clínico y los mecanismos del beneficio de esta forma de terapia, la aplicación clínica, y los posibles efectos adversos. Normas pertinenetes.
Autor/a: Bart J. Currie; James S. McCarthy N Engl J Med 2010;362:717-25.

Presentación de un caso

En una comunidad aborigen alejada, en el norte de Australia tropical, una madre concurre al el centro de salud con su hijo de 4 años, que tiene varias heridas en la piel de los brazos y las piernas. Se le trata con una dosis única intramuscular de penicilina G benzatínica y la permetrina en crema al 5% en todo el cuerpo. Una semana más tarde, la pioderma se resolvió, pero el niño continuó rascándose las manos y los pies. La enfermera de la clínica visitó la casa de la familia y consideró que los 3 de 6 niños de corta edad que viven en el hogar y 1 de 3 adolescentes presentaban lesiones cutáneas. Algunos también tenían rasguñas excoriaciones interdigitales pequeñas, sospechosas de sarna. Una tía anciana y enferma que vive en la casa también presentaba zonas muy generalizadas de costras y piel escamosa, especialmente prominentes en las manos, codos, axilas, rodillas y nalgas. A todos los miembros del hogar se les indicó permetrina tópica mientras que la tía fue internada en el hospital para ser tratada con ivermectina oral.

El problema clínico

La sarna es una infección causada en los seres humanos por un ectoparásito, el ácaro Sarcoptes scabiei variedad hominis. La infección se produce como resultado directo del contacto de piel con piel. En cambio, la transmisión de los fomites de los ácaros acumulados en la vestimenta, la ropa de cama y las toallas no es frecuente. La sarna existe en todo el mundo, aunque es posible que la cifra estimada de 300 millones de casos anuales sea exagerada. En muchas comunidades pobres, la infección es endémica, pero las tasas de prevalencia varían ampliamente;  en época de guerra se han documentado brotes estacionales y picos de prevalencia, probablemente relacionados con el hacinamiento y los traslados de la población. En algunos países industrializados, la sarna aparece en poblaciones con bajo nivel socioeconómico mientras que los brotes se producen en hogares de ancianos y hospitales. La manifestación clásica de la sarna es la picazón generalizada, la cual es más intensa por la noche, causando molestias al paciente. Sin embargo, también pueden ocurrir complicaciones y muerte, generalmente como resultado de la pioderma bacteriana secundaria, comúnmente causada por Streptococcus pyogenes y Staphylococcus aureus.  Las complicaciones pueden ocurrir a partir de la infección secundaria, como la glomerulonefritis estreptocócica y sistémica.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021